miércoles, 19 de enero de 2011

EL ALUD DEL 1945: LA DESTRUCCION DE CHAVIN DE HUANTAR

El 17 de Enero de 1945, a las 9 de la mañana, un gran alud, que vino por la estrecha quebrada del Wachecza, a consecuencia de la caida de un gran bloque de nieve del Huantsan, nevado de la cordillera blanca (6,395 m.s.n.m,  segundo mas alto, despues del Huascaran); destruyò casi completamente todo el antiguo pueblo de Chavin de Huantar; ya hemos comentado que esta catastrofe fue en respuesta a la intenciòn de retirar "el Lanzòn monolìtico" de su ancestral lugar.
Nos contò nuestro abuelo Lorenzo, que dias antes, una forànea  llegò al pueblo; tenìa una peculiar vestimenta, iba toda de negro y nadie sabia de donde habia venido y  ni hacia donde iba, y asi como vino desaparecio misteriosamente; pero en su corta estadia en el pueblo algunas personas  amables, dieron posada y  alimentos a esta extraña; uno de ellos fue mi abuelo Lorenzo, quien conversò con ella y esta le dijo que habìa tenido unos sueños y que en muy pocos dias ocurriria una gran catastrofe en la zona; Don Lorenzo que a la sazòn, estaba casado con mi abuela Emilia Amado Villanueva, tenìa en ese entonce 4 hijas; tomò muy en serio el consejo de la forànea y preparò una alforja con botellas de agua y provisiones.
El dia 17 de Enero, mes de invierno en la sierra de los Andes del Perù, amaneciò nublado, el cielo estaba triste, como presagio de lo que mas tarde iba a suceder, corrìa un fuerte viento y de pronto un ruido intenso e inusual , alborotò a los vecinos, muchos pensaron que era un aviòn; pero algunos que ya habian tenido estas experiencias en otros lugares- como el caso de abuelo y quien habia tomado sus precauciones, gracias al consejo de la forastera, cogiò a su tres menores hijas corriò hacia las alturas de Shallapa, estaba pasando la Toma y se encontrò con su esposa y otros vecinos y al percatarse que faltaba su ùltima hija en ese entonces-Rosa-, volviò nuevamente a la casa; para esto el ruido ya era totalmente ensordecedor, habìa una gran nube de polvo que cubriò todo el pueblo, ya con la niña en sus brazos, partiò nuevamente a las alturas de Shallapa a buscar a su familia;  todos juntos, resguardados en una cueva segura,  pasaron la noche y varios dias en las alturas ; lo que vino despues fue espectacular, una gran  mezcla de lodo, piedras, arboles, arbustos, animales muertos y entre ellas destacaban,  dos colosales e inmensas piedras, que barrian todo a su paso; de la estrecha quebrada del Wachecza, soplò como una tromba, hacia el ancestral castillo, cubriendola con un gran manto negro y tapàndola por completo; las dos inmensas piedras quedaron varadas cerca del puente del Castillo, donde las vemos actualmente, han quedado muy juntas, incluso dicen que una  es "macho y otra hembra", parecen besarse y  la imaginacion popular ha creado una tradicion, en el sentido que no se pueden destruir, porque si lo hicieran ocurriria un nuevo alud de proporciones mayores que del 45....
En esta hecatombe murieron aproximadamente 500 personas, entre ellas el Maestro Lizardo Muñoz, distinquido profesor huantarino, que trabajò muchos años en nuestra tierra y dejò sabias enseñanzas; mi abuelo nos contaba de un minusvàlido que frecuentaba la Plaza de Armas y que al no poder escapar, espero con los brazo abiertos que la voragine de barro lo engullera....
Me imagino en el tiempo, como sufrieron las familias que pernoctaban en las alturas de Shallapa- ùnico lugar seguro- pues luego del desastre se desatò una feroz lluvia; las mujeres, los niños, niñas, entre ellos nuestra familia pasaron probablemente en velo esa noche; los varones, entre ellos mi abuelo quien tenia gran experiencia, pues habia sido arriero en su juventud, sabia sobrevivir en las dificultades y conocia muy bien el clima y la naturaleza.
En las dificultades se ve la amistad de los pueblos; la provincia de Recuay, fue la primera en otorgar ayuda, pues llegaron con alimentos y frazadas, en el tiempo nuestro agradecimiento a este pueblo hermano, que por  rama paterna (Ramìrez), me enorgullezco de pertenecer.
Este gran alud, causò destrozos a su paso por todo su cauce y por su intensidad, he tenido la oportunidad de ver en todo su trayecto hasta la desembocadura del Mosna al Puchka y de este al Marañon en Huacaibamba, extensos tajos en los cerros, cual cicatrices son testigos mudos de su gran magnitud.
En la "Maldiciòn del Lanzòn", comentabamos que el prefecto de Ancash -Sr Artola-, su hija; Marino Gonzales, Martin Flores y dos adolescentes chavinos: Artemio y Pedrito La Rosa Bardales; quienes habìan acompañado a la comitiva, estaban en las inmediaciones del Castillo el dia del desastre; Don Martin y Don Marino escaparon hacia Ultupuquio y se salvaron; El Sr Artola, su Hija, y los dos jovenes chavinos murieron; muchos años despues, cuentan que encontraron un dedo al pie de Uco probablemente en Allpash, que por las iniciales del anillo reconocieron que era el dedo del Sr Artola...
En aquellos tiempos la comunicacion con Lima era muy dificil, por ende meses despues los soldados del ejèrcito conocidos como los "zapadores", llegaron a Chavin para reconstruir el pueblo.
Luego del aluvion el cauce del Mosna cambiò y se fue muchos metros hacia Gaucho (Este), la destruccion del pueblo fue casi total, solo se salvaron las casas del actual "Cuta Calli".
Desde este humilde blog, envio mis plegarias en este aniversario, a todas las personas que murieron en esta catàstrofe, en las inmensas rocas que descansan en el Rio Wachecza hay una gran cruz ,que se alza como una gran oracion hacia el divino...
Actualmente Chavìn es un pueblo moderno y bello, la "Perla de los Conchucos", con edificios  y servicos modernos, hoteles de primera, amplias avenidas,  y todo tipo de faciliades como en cualquier parte del mundo moderno, asi probablemente y en un futuro no muy lejano se convierta en la capital del nuevo departamento de Conchucos, existen suficientes justificaciones, històricas, culturales,  antropològicas, geogràficas y hasta epidemiològicas para plantear esto, no es una locura regionalista; instamos a nuestros lectores a visitarla; se puede ir todo el año, las fechas ideales son Abril, Mayo, Junio, Julio y Agosto; en Abril y Mayo hay un verdor sin par y sus caminos rodeados por retamas, eucaliptos, capulies, San Pedro (cactus sagrado),  otorgan un paisaje especial; para los que gustan de las caminatas, existen mùltiples circuitos, la mas espectacular es la de Puente Bedoya-Chavin, con tres dias de recorrido,  inolvidables e inigualables.

No hay comentarios.: